LA PERFECCIÓN DE LA MENTE HUMANA

La perfección de la mente

LA MENTE HUMANA

LA PERFECCIÓN DE LA MENTE HUMANA

Cada día, conforme la ciencia avanza nos damos cuenta que  cualquier persona que posea una mente ¨normal¨  tiene una capacidad y un potencial más amplios de lo que se suponía antes de los avances científicos de hoy.

La perfección de la mente humana no es algo utópico; Se ha descubierto que tenemos dos cerebros superiores en lugar de uno, operando ambos en campos mentales diferentes.   Los dos cerebros están vinculados por una red compleja de fibras nerviosas llamadas cuerpos callosos, en verdad realizan actividades mentales diferentes.

En gran parte de la población, o sea de las personas, el lado izquierdo del cerebro se ocupa de la lógica, el lenguaje, el razonamiento la numerología, el análisis, etc.  Cuando el lado izquierdo de cerebro esta en actividad, el lado derecho esta en reposo.

Es maravilloso notar como el lado derecho de cerebro se ocupa de la música, el ritmo, los colores, la imaginación, el reconocer rostros, modelos o mapas.

Las maravillosas capacidades de la mente

Es cada vez mayor el número de proezas extraordinaria de la memoria, las hazañas de fuerza y de resistencia y de casos de control inusual de las funciones corporales que desafían las leyes científicas. Se pueden desarrollar ambos lados del cerebro.

Es posible desarrollar de forma simultánea ambos lados

 

lados de cerebro

Tenemos una gran capacidad mental. La mayoría de los grandes cerebros de nuestra historia. Utilizaron ambos registros de su capacidad mental, o sea desarrollando de forma simultanea los dos lados de su cerebro.

Hombres tales como Leonardo da Vinci, destacado en su momento por encima de los demás, en varias disciplinas,  tales como física, anatomía, mecánica invención, arte, escultura, fisiología, arquitectura y ciencias generales, vale decir que las personas tiene capacidades extraordinarias en su cerebros y que no todos llegan a desarrollarla, pero el potencial está ahí siempre esperando ser explotado.